GASTRONOMÍA ALBACETEÑA: CALIDAD Y CONTUNDENCIA CON SELLO PROPIO (II)

Continuaremos este incompleto viaje gastronómico por Albacete, con el fin de que les entren unas ganas irrefrenables de llevarlo a cabo en persona; disfrutar del sabor y belleza de esta tierra, y de la sencillez y buen humor de sus gentes.

Gourmet experience

Gran-Reserva-2Los productos gourmet y con denominación de origen también tienen su sitio en una de las provincias agrícolas y ganaderas por excelencia dentro de la geografía española. Mientras que los vinos D.O. de La Mancha (además de la influencia en otras zonas de las D.O. Jumilla y Utiel-Requena) van abriéndose camino poco a poco ante clichés y etiquetas obsoletas y generalistas, su gran compañero de fatigas, el queso curado manchego de oveja, sí que goza de un merecido reconocimiento y admiración. Quesos como “Gran Reserva Dehesa de los Llanos”, mejor queso del mundo 2012 en los World Cheese Awards, siendo el primer queso español que logra este reconocimiento o el Vega de Sotuélamos al romero dan buena fe de ello. Difícilmente darán crédito cuando los prueben. Los platos que hemos compartido anteriormente hablan de la importancia de otros productos con indicación de calidad: los ajos (como no podía ser de otra forma en la provincia con mayor superficie cultivada de este condimento imprescindible y saludable) o el cordero (no es de recibo que los segovianos se lleven toda la fama). No dejen de probar, si tienen oportunidad, los exquisitos chorizos y morcillas en los pueblos del Campo de Montiel y la Sierra de Alcaraz. Directos a las cartucheras… y al alma.

De tapeo… y un dulce colofón

Autor: Alberto Romero
Queso frito – Autor: Alberto Romero

No podemos olvidarnos de uno de nuestros placeres favoritos: el tapeo. Salir de tapas por “El Nueva York de La Mancha” no defrauda: buen ambiente, buenos precios… Y por supuesto tapas típicas que harán que el sabor de boca que se lleve el visitante sea inmejorable. En casi todas las tascas de la ciudad encontramos raciones como el queso frito (con su acompañamiento de confitura de tomate, por supuesto), el pisto, los cascos de patata con ali-oli, y por supuesto, los caracoles (grandes o pequeños, asados o en salsa…). Los turistas carnívoros disfrutarán de lo lindo con el chusmarro de cerdo a la brasa, el rabo frito, el lomo de orza o la carne de cordero con ajos. Y como si estuvieran a orillas del Nervión, también podrán degustar el pintxo albaceteño: el mancheguito (montado de tomate, lomo fresco y jamón a la plancha y huevo de codorniz).

Y ninguna comida sería lo mismo sin ellos: los postres albaceteños tienen el carácter sobrio de los dulces castellanos. Los Miguelitos de La Roda han llevado el nombre de Albacete por toda la geografía nacional. El queso, como no podía ser de otra forma, es un ingrediente fundamental en la repostería, ya sea en helados, cremas con miel o tartas… Bon appetit!

Comentarios aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .