Pimientos de Puente la Reina

P1030586En otoño Puente la Reina (Gares, en euskera) se viste de rojo y el aroma a pimiento asado inunda todos sus rincones. Esta villa medieval tiene esencia puramente jacobea, ya que es punto de unión de las dos rutas principales del Camino de Santiago, la procedente de Roncesvalles y la vía tolosana procedente de Somport. De hecho, Puente la Reina, nació por y para la vía compostelana, que la atraviesa por la rúa Mayor y por el puente románico sobre el río Arga (paso obligado de peregrinos), al que debe su nombre.

P1030599Desde hace más de 15 años, entre los meses de septiembre y diciembre (hasta que la cosecha aguante, con un poco de suerte, hasta principios de diciembre), la Campa de la Fundación Mena acoge un mercado donde 8 productores locales venden cientos de kilos de pimientos de distintas variedades y otros productos de la zona como alubias, tanto rojas como negras o caparrona blanca, pochas, cebollas, patatas… Todo de producción local de Valdizarbe o Valle de Izarbe, en las vegas del río Arga.

VariedadesCalpisa, najerano, pico, piquillo, cristal, morrón o bola son algunos de los tipos de pimientos que se pueden encontrar para comprar asados, crudos o secos. Algunos prefieren asarlos en casa con soplete o en el horno, aunque cada vez más gente los compra ya asados o incluso, previo encargo, pelados.

El asado de los pimientos se lleva a cabo en unos tamboriles cilíndricos y alargados situados en la parte trasera de los puestos del mercado, alimentados con gas propano y por supuesto, pimientos. El tiempo de asado varía según la variedad en función del grosor de la piel y el tamaño, pero por lo general no lleva más de 4 ó 5 minutos. Una vez asados se meten en bolsas y es importante y altamente recomendable pelarlos y embotarlos el mismo día, ya que si no se corre el riesgo de que fermenten y se echen a perder. También es muy habitual congelarlos para tenerlos disponibles a lo largo del año, cuando la temporada haya acabado.

P1030606

Si tienen ocasión, no pierdan la oportunidad de disfrutar de unos buenos pimientos indispensables en toda mesa navarra. En frío, al pil pil, como acompañamiento o solos, y es que como dice el refrán, “ajo, sal y pimiento y lo demás es cuento”.

Comentarios aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .