El maravilloso mundo de los guisos: receta de conejo con moje

Si bien entiendo que el gusto por la gastronomía y el buen comer no es algo congénito, el tener una familia aficionada y artista en los fogones ayuda bastante. Fue principalmente al dejar el hogar familiar cuando comprendí que la calidad, cantidad y creatividad que a diario desfilan en la cocina de mis padres no es algo normal, y que si quería mantener parte de esa calidad de vida debía ponerme las pilas.
Algo que me ayudó enormemente fue el descubrimiento del mundo de los guisos, que son especialidad de mi abuela Tina. Son creaciones sencillas, económicas, profundamente agradecidas. ES NECESARIO DESMITIFICAR LOS GUISOS!  Desde APGE hacemos un llamamiento a las autoridades competentes para que sensibilicen e informen debidamente a la población sobre los guisos, y acercarlos principalmente a la juventud.

IMG_20160228_123610
La abuela Valentina a sus 89 años en plena acción

Aunque como dice la abuela Tina  ‘pero si todos los guisos se hacen igual, hija’ y las cantidades ‘según vas viendo’, para estar primer entrega de “Recetas de la abuela” intentaré plasmar de forma fiel la receta de uno de estos guisos, al estilo de una abuela artista, que es la mía.

RECETA DE CONEJO GUISADO CON MOJE

En primer lugar,  echamos un chorro generoso de aceite en la cazuela dónde freiremos medio diente de ajo que tras dorarse será retirado. En un mortero se machaca junto con el otro medio diente crudo y perejil fresco picado (axioma de los guisos). En la cazuela, a fuego medio, echamos una cebolla picada, medio pimiento verde y medio rojo (o lo que se tenga en la nevera). Cuando haya cambiado el color de la cebolla, echamos el conejo (previo amoroso corte en trozos en el mercado) y dejamos que se dore. Una vez dorado, añadimos una cuchara de pimentón: ‘El mohe del coneho, como dicen los extremeños’, comenta riendo la abuela Tina. Echamos un vasito de vino en el mortero que contenía el ajo reservado y lo vertimos sobre el conejo. Llenamos la cazuela con agua hasta que el conejo quede más o menos cubierto (aprovechando el mortero, para limpiarlo) y añadimos una hoja de laurel. Cuando rompa a hervir, bajaremos el fuego.

IMG_20160228_123000
Se adivina en el fondo de la cazuela la cabecita del lepórido.

Ahora solo debemos dejarlo medio tapado y esperar ¿hasta cuándo? ‘Hija, hasta que veas que no está tieso’, que en el caso del conejo se traduce en una hora escasa.

Una de las pegas achacables a los guisos es su tiempo de elaboración, pero el uso de la olla rápida nos permitiría disminuir el tiempo de guisado a unos 15 minutos. Otro truco para hacer frente a la pereza o encajar este tipo de platos en nuestras frenéticas vidas occidentales, es sustituir la verdura fresca por un puñado de verduras picadas y congeladas que puede echarse en la olla directamente. Ojo, a los escépticos: muchas veces no es fácil encontrar la diferencia.

IMG_20160228_160011
Emplatado en vajilla zamorana

Queridos lectores, aquí finaliza la receta: nuestro conejo ya está listo para disfrutar con familia y amigos. Ahora solo queda poner la mesa, y no olvidarse de comprar un buen pan.  Porque vas a mojar, y lo sabes!


 

Imagen superior tomada del libro infantil “La abuelita aventurera”, obra del ilustrador Pablo Núñez  (1992). Ediciones S.M.

 

 

Anuncios

Un comentario en “El maravilloso mundo de los guisos: receta de conejo con moje

Comentarios aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s